viernes, 18 de enero de 2008

El 'hombre bala' sin piernas


Un hombre de 21 años al que le fueron amputadas sus piernas a los 13 meses de edad, busca correr en los Juegos Olímpicos de Beijing, sin embargo, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) no se lo permite bajo el argumento de que su discapacidad le da una ventaja.


Su nombre es Oscar Pistorius, mejor conocido como “Blade Runner”. Un hombre que nació en Sudáfrica con malformaciones en las fíbulas, es decir, en los huesos que hay entre la rodilla y el tobillo. Sus padres decidieron amputar sus piernas y enseñarlo desde pequeño a usar prótesis y a tener una vida con ellas. Por supuesto que ya tiene ofertas para llevar su historia al cine. Una de ellas propone que se interprete a sí mismo.


Oscar aprendió a caminar con prótesis, su padre nunca reparó en cuánto costaban éstas e hizo hasta lo imposible por renovarlas cada nueve meses y darle lo mejor. Finalmente, este niño creció y se convirtió en deportista. Comenzó practicando rugby, fútbol y tenis; pero debido a una lesión en la rodilla encontró su destino en el atletismo… y nueve meses después ganó los 200 metros de los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, convirtiéndose en el “hombre sin piernas más rápido del mundo”. Ahora, sin embargo, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), quiere cortarle las alas…


Autoridades de la IAAF consideran que Oscar no debe participar en los Juegos Olímpicos de Beijing como un corredor “normal”, pues las cheetahs –el nombre de sus prótesis- le otorgan una ventaja frente al resto de los competidores.


Para su entrenador, Ampie Louw, las prótesis suponen una desventaja del 10 por ciento con respecto a una pierna normal. Pero la IAAF argumenta que estos aparatos le dan una amortiguación mejor que la de un tenis cualquiera, y que la ventaja que posee Oscar puede notarse en los últimos metros.


Sin embargo, sobre una pista mojada, Pistorius corre más riesgos que el resto de los atletas, no sólo por cuestión de estabilidad, sino también porque al caer, él sólo podría usar las manos para hacer menor el golpe de la caída.


En su país es toda una estrella. Un ídolo de fans; muchos de ellos, chicas. Su entrenador le define como un chico sensible y buena gente. "Le gustan los coches, estar con su chica, es imprudente.


Pero está muy centrado en lo que quiere". Los patrocinadores también se lo disputan: presta su imagen a Visa, Honda, Ossur, Nike y Oakley. Víctor Gutiérrez, veterano atleta canario, dice que es un chico espontáneo y natural: "Va muy rasito, pegado al suelo, no como otros fantasmones, casi siempre norteamericanos: lo primero que hace al acabar una carrera es felicitar a sus rivales".


Su madre murió hace cinco años. Pero su filosofía es seguir siempre adelante, sea cual sea el contratiempo. Estudia empresariales y espera crear una cadena de restaurantes con franquicias en Nueva York, Londres y Johanesburgo. Pero ése es un sueño a largo plazo. A corto, sueña con convertirse en el primer atleta paralímpico que disputa unos JJ OO.


y la pregunta es : ¿Dónde termina el esfuerzo humano y dónde empieza la tecnología?


usted que opina.......................